Subastas de Bienes Raíces Queretaro QE

Muchas veces el mercado inmobiliario ofrece precios muy altos a las personas que desean comprar un casa, y es en este momento donde hacen su entrada las subasta de bienes raíces. Continúe leyendo...

ASESORIA INMOBILIARIA MEXICANA SA DE CV
(442) 245-1845
CIRCUITO JARDIN No. 5
QUERETARO, QE
 
ESCANERO BIENES RAICES
(442) 212-4303
jardin 5 , alamos 3a secc
QUERETARO, QE
 
CASAS ALTEQ Residencial del sol fraccinamiento cerrado la zona de mayor plusvalia de queretaro
(442) 149-0077
ejercito republicano 119 planta alta
queretaro, QE
 
CEMOZA BIENES RAICES
(442) 215-2222
blvd hda el jacal 418
QUERETARO, QE
 
Vision Inmobiliaria
(442) 294-8333
Sendero de la Esperanza 46-62
Querétaro, QE
 
INFINITO INMOBILIARIO
cel.. 442 134 99 34
CERRO BLANCO 123
QUERETARO, QE
 
Afín Grupo Inmobiliario
(442) 242-6257 (442) 410-5604
Ave. Tecnológico, esq. Madero
Queretaro, QE
 
comebi
(442) 248-1788
ejercito republicano 119-1 primer piso, col. carretas
queretaro, QE
 
LOPEZ DE LA VEGA MANUEL ARQ
(442) 214-1695
colón 2 311 , centro
QUERETARO, QE
 
NC y Asociados
01 442 223 50 07
Plaza Xitha 149
Querétaro, QE
 

Subastas de Bienes Raíces

Son muchas las personas que desean comprar una casa, pero no tienen el dinero suficiente para hacerlo, ya que la propiedad raíz es cada vez más costosa y son pocos los que pueden adquirir una propiedad sin la necesidad de recurrir a créditos. Para estas personas, pedir un préstamo del gobierno es muchas veces la única opción, ya que el monto del préstamo ofrecido éste no tiene intereses tan altos como los que podría tener un banco privado, y además el monto del crédito es mucho más alto. Pero los créditos son siempre un peligro que las personas deben afrontar: si por alguna razón la persona que solicitó el préstamo se ve imposibilitada de pagarlo, el gobierno ejecuta una hipoteca sobre la propiedad y luego la vende en subastas. Para las personas expulsadas de la casa, esta es una situación muy lamentable y traumática, pero para otros que necesitan comprar una propiedad por precios bajos, ésta es la respuesta a todas sus preguntas; por lo general el gobierno vende tales propiedades por un valor hasta de 50% inferior al que podría tener en el mercado, aunque también tiene otras complicaciones o trámites. En este artículo se presentarán las ventajas y desventajas de comprar una propiedad a través de las subastas públicas. La regla número uno que cualquier comprador debe tener en cuenta a la hora de comprar una casa por subastas es no dejarse llevar por las emociones frente a los precios bajos y comprar una propiedad sin ni siquiera haberla visto. Esto puede sonar algo descabellado, pero la realidad es que muchos lo hacen las compras ciegamente y se pueden llevar muchas desagradables sorpresas: puede que aparentemente, una propiedad esté en buenas condiciones, pero al tiempo de estar habitándola se pueden hallar muchos defectos que en ocasiones son irreparables. Daños como humedades, grietas y un piso de construcción que se hunda, pueden ser fallas que son mejores prevenir antes que lamentar. Lo mejor para no salir estafado, es pedir que se haga una valoración lo más efectiva posible del inmueble que se va adquirir, no solamente medida por la construcción sino también por la ubicación de la propiedad. Encontrando una Subasta Actualmente, la mejor forma para enterarse sobre subastas es a través de Internet. Por lo general, estas páginas le brindarán información gratuita sobre la cantidad de bienes y tipos de inmuebles a subastar, así como las fechas y lugares en donde se van a llevar a cabo las subastas. También puede consultar en las agencias de bienes raíces locales, ya que muchas veces reciben incentivos si llevan postores a las subastas. Otra opción es recurrir a los periódicos y publicaciones locales, donde las subastas son generalmente anunciadas por el gobierno. Otra buena idea es consultar en los juzgados de la zona, ya que normalmente se lleva a cabo un proceso judicial, y el público puede acceder a los detalles como el estado de la venta, la fecha estipulada, el nombre de la persona embargada, el nombre de su abogado y hasta sus números de teléfono. Inspeccionando la Propiedad A la hora de visitar la propiedad que va a ser subastada, lleve una filmadora o una cámara digital para poder registrar todos los detalles, o simplemente vaya con algún familiar o amigo que le dé su opinión respecto al inmueble. Recorra cada habitación y cada rincón de la propiedad, registrando cada característica de la misma, ya sea buena o mala. Luego podrá revisar su filmación en su tiempo libre y analizarla con detenimiento. También es una buena idea llevar a alguien que sea experto en el tema, como un arquitecto de confianza, que le indique las ventajas y desventajas de la propiedad desde una mirada experta y objetiva. Quizás usted pueda desmoralizarse al ver la propiedad en mal estado, como revoques caídos, puertas faltantes o paredes derruidas, pero la verdad es que la mayoría de estos problemas pueden ser solucionados fácilmente y con muy poco presupuesto. A medida que recorre cada habitación, tome algunas notas, como las dimensiones y las condiciones en las que se encuentra, y si necesitaría algún arreglo. No olvide lugares como el ático o el sótano. También haga preguntas acerca de las propiedad y verifique que nadie más tenga derechos sobre ésta, ya que muchas veces puede haber inquilinos que legalmente puedan tomar posesión de la casa y hasta que estos derechos no caduquen, usted no podrá hacer nada al respecto. También cerciórese de que la propiedad no tenga deudas abiertas o recargos que posiblemente puedan pasarle a usted si adquiere la propiedad. Luego de haber hecho una correcta inspección y evaluación de la propiedad, usted podrá ofertar con confianza, dado que tiene total conocimiento de lo que estará adquiriendo. Etapas Previas a la Subasta El primer paso a realizar antes de presentarse a la subasta, es certificar que usted es un comprador calificado. Para esto puede asesorarse con un prestamista o hasta su propio banco, de forma que esta persona o institución evalúe y certifique que usted tiene la capacidad financiera necesaria para efectuar la compra. De esta manera, usted podrá presentarse a la subasta con mayor comodidad y seguridad. También es importante planear su estrategia con anticipación. Haga algunos cálculos y determine cual será su límite de oferta, de acuerdo a la propiedad y a sus propias posibilidades, para que así no se emocione mucho dando precios que en realidad no puede pagar. El siguiente paso es registrarse para la subasta. Esto se puede hacer por Internet, o directamente con las instituciones gubernamentales que la vayan a realizar. Asegúrese de leer bien los términos y condiciones de la misma, para no tener desilusiones o malentendidos. Una vez registrado, se le otorgará un número de postor, el cual lo habilita a participar de la subasta. Téngalo en mente para el día de la subasta. Otra cosa importante a tener en cuenta es que, si usted resulta el ganador de la subasta, se le exigirá que realice un depósito a modo de seña o como muchas veces se llama, a modo de cultura de pago. En general, este depósito puede hacerse en efectivo, con cheque o incluso tarjeta de crédito. El monto y los requerimientos del depósito estarán detallados en los términos y condiciones de la subasta. Asegúrese de que usted dispone de los medios necesarios para realizar este depósito antes de presentarse. El último paso antes de iniciarse la subasta, es una instancia de preguntas y respuestas que realizará el subastador con los postores. Esta es una buena oportunidad para realizar preguntas de último minuto y despejar todas las dudas posibles sobre la propiedad o el proceso de subasta. Durante la Subasta Oferte hasta ganar o hasta alcanzar su límite. Sólo puede haber un ganador por propiedad, y si oferta un precio determinado, debe estar dispuesto a pagarlo. Un buen consejo es que se vaya personalmente a las audiencias (los intermediarios pueden pedir una cantidad considerable de dinero por este tipo de servicios) y haga las ofertas usted mismo. Si ve que no hay nadie más ofreciendo dinero por la propiedad, ofrezca el mínimo. Si por el contrario hay muchas personas ofreciendo cantidades superiores, ofrezca un poco más de dinero pero sin subir mucho su oferta; en muchas ocasiones, por un espíritu de competencia, las personas ofertan más de lo que realmente pueden y terminan por ofrecer lo mismo que la propiedad valdría si estuviera nueva o en el mercado corriente. Después de la Subasta Si su oferta es la ganadora, habrá llegado un tiempo de felicidad para todos aquellos que deseaban encontrar una propiedad a un buen precio. Pero no tan rápido… Dependiendo del país y el estado en que se encuentre, el propietario tiene derecho a un período de redención durante el cual puede retractarse de la venta. Así que por más que usted haya ganado la subasta, no necesariamente significa que la propiedad pase a ser de su posesión instantáneamente. Puede que tenga que esperar a que acabe el período de redención otorgado al propietario antes de declararse el nuevo dueño de la propiedad. Si el propietario decide retractarse, lamentablemente usted habrá desperdiciado su tiempo, esfuerzo y quizás, hasta dinero en el proceso. En caso tal de que el anterior dueño no pueda redimir sus derechos sobre la casa, tiene que seguir los procedimientos de legalización que se propusieron cuando usted se hizo dueño de la propiedad. Nueva Modalidad: Subastas En Línea Hasta hace unos pocos años, comprar una propiedad a través de una subasta implicaba visitar la propiedad en cuestión y asistir al lugar y el momento del remate físicamente. En los tiempos que corren, sin embargo, una nueva modalidad de subasta se está imponiendo: las subastas en línea, es decir, a través de Internet. Este sistema es especialmente útil para comprar una propiedad a distancia. Por lo general en estad páginas hay fotografías y datos de la propiedad. Simplemente usted se registra como postor y realiza sus ofertas desde la comodidad de su hogar, con la posibilidad de realizar un seguimiento detallado del proceso de subasta. ¡Buena suerte en su próxima subasta!