Compra vs Arrendamiento de Autos Ciudad Juarez CH

Cuando se trata de obtener un vehículo de transporte las decisiones nunca son fáciles: tanto comprar, como alquilar un auto puede traer muchos tipos de ventajas y de desventajas que tenemos tener en cuenta antes de optar por alguna de las dos elecciones...

ALAMO RENT A CAR
(614) 414-8082
Cll agustin melgar 1907
Ciudad Delicias, CH
 
SENSA TAXI EJECUTIVO
(614) 290-7324
Aeropuerto internacional de chihuahua
chihuahua, CH
 
LOS ALAMOS
(771) 714-8992
viaducto rojo gomez 105 , cespedes
Hidalgo, CH
 
U-RENT
(614) 413-8901
sostenes rocha 2319
CHIHUAHUA, CH
 
DE LUCIO GUTIERREZ CESAR
(771) 713-7450
cll valle de sn javier 808 valle de san javier
Hidalgo, CH
 
AGA TURISMO
(771) 714-1714
centro comercial las ma luisas loc 80 2 piso , periodista
Hidalgo, CH
 
LIMUSINAS LAZMAR
(743) 791-4958
amado nero 104 b , santiago tlapacoya
Hidalgo, CH
 
HAPPY TOURS
(656) 627-0237
rafael perez serna 1622
CIUDAD JUAREZ, CH
 
AGENCIA DE TRANSPORTACION GRUP
(773) 785-1684
cda 10 de dic s/n 9 ciudad cooperativa cruz
Hidalgo, CH
 
VIP
(614) 410-3635
Irigoyen 412 , centro
Ciudad Delicias, CH
 

Compra vs Arrendamiento de Autos

¿Quién no ha soñado alguna vez con ser el poseedor de un vehículo propio, con el cual transportarse a donde quiera y cuando quiera, sin tener que afrontar enojosas esperas y costes altos por unos pocos kilómetros? Para muchos, este deseo forma parte de sus más grandes prioridades personales, pero a la hora de reflexionar sobre las ventajas de tener auto propio, debemos hacer un balance sobre si realmente comprar un auto es tan útil y ventajoso como pensamos. Por otro lado, alquilar un auto es una ventaja que muchos consideran a la hora de viajar, y sin embargo, también hay que tener en mente muchos factores que pueden ser contraproducentes para los arrendatarios. ¿Qué hacer en medio de esta encrucijada? Aquí les presentamos una serie elementos a considerar, para que la decisión entre comprar o alquilar un auto sea mucho más efectiva y se adapte a todas tus necesidades. Ventajas de Comprar un Auto Pensemos en nuestra situación particular: tal vez por diversas cuestiones de nuestro trabajo, diversión o cualquier otra variante que se nos presenta en la vida, nos convendría comprar un vehículo. Para muchos, el hecho de comprar un auto significa mostrar cierto status social alcanzado; pero para otros comprar un carro significa una comodidad pragmática. En los grandes centros urbanos las distancias entre los sitios de trabajo, la casa y los lugares de entretenimiento son insalvables, y en muchas ocasiones el transporte público de la ciudad no cubre las rutas que se necesitan o es muy demorado. Si se piensa en la gran cantidad de gente que prefiera vivir en las afueras de la ciudad o en ciudades pequeñas contiguas, puede llegarse a la conclusión que la mejor solución a este problema sería comprar un auto: el tiempo gastado en viajar dentro de la ciudad sería mucho más reducida, además que se pueden tomar rutas por los atajos más convenientes que permitan hacer varias actividades en un solo día. Tener un carro es ideal a la hora de planear diligencias, visitas y compras que de otro modo, por ejemplo utilizando los servicios públicos o los taxis, serían demasiado demoradas o costosas; el dinero gastado en transporte se puede invertir en las primeras cuotas de un automóvil. El auto propio es un elemento muy importante en la vida económica de una persona, ya que puede ampliar y mejorar sus recursos laborales propinando una solución a muchos inconvenientes que nacen de la falta de privacidad y celeridad que tienen los transportes públicos. Muchas empresas tienen en alta estima a las personas que poseen su propio carro, ya que si se les pide que realizan algún proyecto por fuera de la ciudad, o trasladarse de un punto a otro de la misma, estos tienen la facilidad de un transporte que también les puede traer comisiones por trabajos extra. Pero poseer un vehículo no sólo facilita las actividades laborales, sino que también hace más agradables las recreativas: una salida a las afueras de la ciudad donde se puede disfrutar de la naturaleza con los amigos o familiares; asistir a un concierto al aire libre que tiene una ubicación de difícil acceso para quienes no poseen vehículo propio; llevar nuestra mascota a correr a un parque lejano, y en fin, disfrutar más y mejor de nuestro tiempo y nuestras relaciones gracias a nuestro propio auto, que además puede comprarse con muchos tipos de rebajas y facilidades de pago; las compañías que venden autos están dispuestas a brindar calidad de servicio, mantenimiento y garantías que pueden ser muy atractivas para los compradores. Ventajas de No Tener Un Auto Si en nuestra vida diaria la necesidad de desplazarnos de un sitio a otro no es tan grande y se nos hace sumamente sencillo transportarnos en los servicios públicos de manera económica, la necesidad de tener un auto deja de ser una prioridad de nuestras vidas. Vivir en un pueblo o localidad pequeña tiene la ventaja de que nos encontramos cerca de nuestro trabajo, nuestros centros de compras, nuestros sitios de diversión y hasta de los centros espirituales o religiosos que forman parte de la comunidad. Las distancias se acortan y los tiempos se hacen mucho más reducidos, lo que hace que la necesidad del auto sólo importante en contadas ocasiones, por ejemplo si debemos realizar algún viaje particular o en situaciones especiales donde el auto nos ayudará a desplazarnos entre ciudades y ahorrar algo de dinero ya sea en transporte terrestre o aéreo. Siendo que las oportunidades de uso efectivo del auto se abrevian, puede que caigamos en la cuenta de que la necesidad de comprarlo no es urgente, y que si por alguna razón nos decidimos a comprar uno, esto requerirá de una importante inversión que no sólo estaría relacionado con el precio del auto, sino también tener un presupuesto mensual para pagar la gasolina, el mantenimiento y, por supuesto, los temibles impuestos anuales que se vuelven en un dolor de cabeza. Muchas veces, las compras de los autos se hacen por medio de créditos, de modo que muchas personas tienen la renta adicional de pagar los altos intereses de la cuotas mensualmente. Mantener el auto en condiciones óptimas es un asunto de responsabilidad personal y civil que nos exige cumplir con reglamentaciones y diversos asuntos que ocuparán tiempo y dinero en el futuro, por ello debemos considerar la repercusión que estos factores tendrán sobre nuestra economía y reflexionar si nuestra situación real se vería mejorada por la adquisición de un auto. Aquí es donde la posibilidad de arrendar un auto en ocasiones puntuales se ve como la alternativa más apropiada e inteligente, ya que sólo en determinadas circunstancias haremos uso del auto y luego podremos deslindarnos de toda responsabilidad de mantenimiento y pagos de seguro que de otra forma tendríamos que pagar nosotros. Los alquileres se pueden hacer por los periodos de tiempo que necesitemos y además se pueden encontrar autos de todo tipo de modelos y precios. Después de haber escuchacho las dos propuestas, veremos una útil lista de factores a considerar en compra versus alquiler. Alquilar o comprar un auto: cosas que debemos saber En el momento de alquilar un un auto se aplican ciertas restricciones que debemos conocer y evaluar: – Restricciones en el kilometraje; un alquiler mensual o anual de un auto tiene restricciones en el kilometraje acordado en el momento de firmar el contrato. En caso tal de que te pases del tope establecido, se agregan costos extras que pueden ser muy altos e incluso sobrepasar el doble del precio inicial. Al comprar un auto, por supuesto, que no tenemos restricciones en los kilómetros a recorrer, ya que dependen de nuestra voluntad, aunque cada cierto kilometraje se debe hacer un costoso mantenimiento importante para nuestra seguridad y para responder con los reglamentos exigidos por el estado al ser propietario de un auto. – Reparación y Mantenimiento del Auto: Al alquilar un auto, nos hacemos cargos de todos los servicios y reparaciones que el vehículo requiera durante el año de manera obligatoria y a veces, en determinados prestadores de servicios elegidos por la agencia arrendataria, esto lo cubre el alquiler del auto. En el caso de la compre del auto el dueño, obligatoriamente debe pagar las reparaciones y mantenimientos, aunque si se tiene una buena póliza de seguros, ésta cubrirá cualquier daño producto de un accidente o simplemente del tiempo. – Garantías: Cuando se realiza un alquiler, las garantías duran hasta el final del contrato. Las garantías suelen vencer antes que el comprador termine de pagar el plan de financiamiento (aproximadamente las garantías van de 6 mese a un año). – Intercambio de vehículo: Cuando alquilas un auto es probable que el arrendatario te exija un depósito previo bastante alto, como modo de asegurar el préstamo y ser compensado en caso de que el auto sufra un deterioro mayor al esperado después de su uso. En caso de comprarlo, sólo pagarás las cuotas acordadas, sin ningún monto extra. Puede ser que exista en algunos planes de pago el pedido de adelanto de cuotas para la entrega pero, de todas maneras, tu eres el dueño del auto. Si eres propietario puedes entregar tu auto en parte de pago por un modelo nuevo a una agencia u otro propietario. Sin embargo, la desventaja es que tu modelo puede ver su valor de mercado disminuido por factores como el uso, marca o alguna situación especial del mercado automotor. Recordemos que la conveniencia de comprar un auto se compensa si le damos un uso intenso, y se reduce si deseamos cambiar de modelo frecuentemente o le damos un uso limitado. En caso de alquiler, la conveniencia es reducida si tenemos en cuenta los costos y responsabilidades adicionales al saber que el auto no es nuestro, y ampliada si pensamos en el cambio frecuente de modelo, y tenemos acceso a un buen servicio de transporte urbano.