Alquiler de Yates Manzanillo CL

Navegar por el océano y llegar hasta lugares recónditos en medio de la comodidad y el lujo es algo que cualquier persona anhela, y la mejor opción para hacerlo es un yate. Aquí te presentamos todo sobre alquiler de yates...

Gran Bay Hotel
(52) (33) 55050
Circuito De Los Marinos S/N Isla Navidad
Manzanillo, CL
 
Benedetti`S Pizza
(314) 335-6000
Miguel De La Madris 1580
Manzanillo, CL
 
Servicio De Gruas Manzanillo
(314) 337-6016
Esmeralda No. 27 S/N
Manzanillo, CL
 
Estafeta Mexicana
(314) 334-0815
Miguel De La Madrid Blvd 360 4
Manzanillo, CL
 
Mexicana
(314) 333-3558
Blvd Miguel De La Madrid No. 1337
Manzanillo, CL
 
Centro De Servicios Hidraulicos Gates
(314) 333-1004
Lote 1 Manzana K Local 1 No. C
Manzanillo, CL
 
Dominos Pizza
(314) 333-3600
Blvd Costera Miguel De La Madrid 9400
Manzanillo, CL
 
Camino Real Las Hadas
(52) (33) 40000
Pennsula De Santiago 158 Cp 28200
Manzanillo, CL
 
Club Maeva Manzanillo S.A De C.V.
(52) (33) 50595
Darwin 142 Pb Cp 11590
Manzanillo, CL
 
Deportes Coliman
(312) 314-9996
San Fernando 76
Colima, CL
 

Alquiler de Yates

Personas de todas las edades, clases y culturas disfrutan mucho de este tipo de viajes y sueñan con realizarlos en algún momento de su vida: la mejor manera de cumplir este sueño es por medio de un yate privado. Los privilegiados con suficiente dinero para mantener este tipo de embarcaciones costosas, pueden salir a navegar cualquier día y a cualquier hora usando su propio yate. Sin embargo, para el resto de la gente la opción no es comprar un yate, sino encontrar opciones para alquilar un yate para usarlo con fines privados, lo que hace que el sueño de viajar por los siete mares sea más posible para la gente del común. Hay muchísimos tipos de yates (ya sean propulsados por vela o por motor) que van desde algo sencillo, pero cómodo, hasta superyates de lujo que desde comienzos del siglo 20 empezaron a ser un signo de riqueza entre las sociedades adineradas de Estados Unidos. Poco a poco la industria ha ido creciendo de manera rápida, de modo que cada vez es más posible encontrar empresas que rentan yates para todos los gustos y bolsillos. ¿Cómo encontrar una empresa de alquiler de yates? Se pueden buscar empresas de alquiler de yates cerca de su área para evitar el tener que ir hasta el lugar donde se encuentran ubicados estos barcos. Por lo general, la Internet es de gran ayuda cuando se trata de conseguir las facilidades más cercanas y rentables. La mayoría de empresas tienen sus catálogos en páginas Web que los usuarios pueden navegar libremente para enterarse de los modelos de yates, servicios, etc. Esto puede ser muy útil para las personas que viven lejos de las costas o el mar donde se encuentran estos vehículos, pues una vez tengan algo decidido, pueden enviar su información o sus preguntas a la empresa sin tener que ir demasiado lejos. ¿Qué yate puedo alquilar? Hay que escoger siempre bien el tipo de barco, ya que dependiendo de sus necesidades el yate puede ser usado para unas relajantes vacaciones o una fiesta privada. Hay yates que pueden ser bastante modestos y otros conocidos como Super Yates que vienen en proporciones titánicas y con un lujo asombroso: por lo general estos son barcos de tres pisos con capacidad para 10 a 12 personas e incluye lujos extravagantes como pistas para trotar, jacuzzi, salas de baile, bares al aire libre, servicios de helipuerto y personal especializado para brindar la mejor atención. Teniendo en cuenta todo esto se pueden encontrar distintos tipos de barcos y de precios. Lo que hay que tener en cuenta a la hora de alquilar un yate La fecha y la hora también son importantes a la hora de alquilar este tipo de transportes marítimos. Si hay muchos yates disponibles para su alquiler, es aconsejable comprobar la disponibilidad de la embarcación que desea alquilar, ya que también hay fechas concretas en ciertos meses donde podemos disponer de un gran número de yates a un precio muy bajo. Por lo general, en las temporadas altas la disponibilidad de los yates es casi nula y los precios son elevados, de modo que una buena opción es esperar a que la temporada baje y así conseguir mejores tarifas. También hay dos opciones en cuanto al alquiler de yates y su tripulación. Algunos yates pueden ser alquilados con uno de los capitanes de la propia compañía y su tripulación mientras que podemos encontrar otras empresas donde uno mismo puede acudir con un certificado que le permita tripular el barco sin necesidad de tripulación alguna. Sin embargo, alquilar un yate con el capitán y la tripulación puede ahorrarnos dinero a la hora de organizar el viaje, pero también puede ser un gasto exhaustivo ya que por lo general hay que dar dinero extra para la alimentación de los tripulantes así como también pagar propinas que giran alrededor del 15 al 20% del costo total del alquiler del yate. A esto hay que sumarle también los costos de la gasolina. Sin embargo, alquilar un yate sin un capitán puede ser una cuestión un poco más complicada, ya que para aquellos debutantes en la navegación, no será fácil conducir un yate sabiendo que la navegación requiere de años de experiencia y conocimiento. Por supuesto, si se tiene un certificado para conducir un yate esto le permitirá navegar en determinados territorios, pero no en todos y si es usted el capitán, seguramente no tendrá tanto tiempo libre para pasar con su familia o amigos, ya que tendrá que estar pendiente de todos los factores que pueden afectar el viaje. A esto hay que sumarle que muchas compañías requieren de pruebas específicas y más trámites cuando se va a hacer el viaje sin una tripulación especializada, ya que necesitan ver que la persona es de confianza y no va a causar ningún daño a su embarcación; muchas compañías que rentan yates tienen a su cargo barcos que son privados y que son alquilados por temporadas. De allí que haya muchos dueños recelosos de rentar su embarcación sin asegurarse si antes de que ésta va a quedar en buenas manos. Muchos propietarios de los yates que nos van a alquilar suelen hacer pruebas específicas de nuestras habilidades técnicas como marineros y la verificación de nuestros antecedentes con el fin de asegurarse que, si ocurre algún tipo de percance en alta mar, seremos capaces de cubrirlo. Sin embargo, la primera vez que salgamos a navegar con nuestro yate alquilado, tengamos o no las anteriores características citadas para poder navegar nosotros solos, siempre nos acompañará un capitán de la compañía o el propio dueño del yate por seguridad. Un crucero puede ser una de las mejores vacaciones que jamás pueda tener y por eso es mejor tomar todas las medidas de seguridad necesarias; se puede exigir a la empresa que antes de alquilar el yate, se le hagan todas las revisiones necesarias. Información que se debe tener antes de alquilar un yate Parte de la información esencial que hay que tener en cuenta para rentar un yate es el número de gente que se embarcará con nosotros en el crucero, el itinerario, y la programación de los destinos en los cuales se quiere pasar cierta temporada. Toda esta información será útil para estimar los costos del viaje y también tener en cuenta que si se llenan los cupos de la embarcación, es muy probable que el costo por persona sea mucho más bajo. Es recomendable también saber desde un principio el motivo del viaje (si es una fiesta habrá que saber el número de personas para cuestiones como la comida, el alojamiento, un sistema de sonido más grande, vinos y bebidas alcohólicas puesto que la empresa puede preparar de antemano todo este tipo de servicios si se piden con algún tiempo de anticipación), puesto que cualquier arreglo adicional puede considerarse como un gran gasto extra.. Pero como cualquier otro tipo de vacaciones tomadas por personas comunes, lo mejor es planificar el viaje para poder ahorrar en cuanto a costes. Hay que recordar que si alquilamos un yate contamos con un puerto que nos brinda un servicio técnico las 24 horas del día, tanto en dique seco como en dique flotante y en casi todos los países del mundo. Entre los servicios que ofrecen a sus clientes se encuentran algunos primordiales como la recogida de basuras, la recogida de aguas grises, de residuos tóxicos, de reciclaje, etc. La forma ideal de conseguir un buen descuento o mejor oferta en cuanto a precio es la de hablar con el propietario del yate que se quiere alquilar, ya que así no tendremos que pagar las comisiones de los intermediarios que suelen tener en las compañías que ofrecen estos servicios. Otra buena manera de ahorrar en los costes es alquilar un yate con otra persona, conocida por ejemplo, puesto que los gastos tanto del alquiler, como de la tripulación, etc., lo podremos dividir entre dos, y siempre podrá seguir siendo para uso privado si acordamos unos días de navegación para la otra persona y para nosotros mismos. Hay que tener en cuenta que en temporada alta el alquiler de yates se efectúa por semanas y que las semanas suelen comenzar los sábados y finiquitar los viernes. Para formalizar la reserva es necesario pagar el cincuenta por ciento del importe total. Para la entrega del barco es recomendable que sea puntual, no se debe llegar tampoco con antelación puesto que muchas veces las tareas de mantenimiento y limpieza se realizan en el último momento. Cuando se firma el contrato para el alquiler, normalmente se incluye también un seguro para nuestro yate y también para las personas que lo tripulen o naveguen en él. Siempre se debe observar bien que este servicio está incluido, puesto que si lo contratamos nosotros mismos puede resultar algo más costoso, además de no tener seguramente las mismas prestaciones y no cubrirá a todas las personas que naveguen en el barco, sino sólo a un número limitado de personas. Una vez se hayan revisado con precisión todos estos detalles, puede comenzar a planear un viaje que seguramente recordará como uno de los mejores de su vida.