Alquiler de Trajes Formales Mexico DF

En muchas ocasiones, necesitamos un traje formal para alguna ocasión especial: bodas, cumpleaños y grados son ocasiones que siempre están presentes en nuestras vidas...

Lord & Lady Milton,S. A. de C. V.
5522 5445 5522 0707
Academia 36 despachos 101 102 y 201
México, DF
 
Lord & Lady Milton,S. A. de C. V.
5522 5445 5522 0707
Academia 36 despachos 101 102 y 201
México, DF
 
Uniformes Trofeo
(52) (55)
Chimalpopoca 119 Cp 06060
Mexico, DF
 
Paola Monardi
(52) (55)
16 De Septiembre 630 Cp 533703588081
Mexico, DF
 
Gcs Imagen Empresarial
(52) (55)
Xola 1663 B Cp 03020
Mexico, DF
 
UNIFORMES TORRESMEX
(555) 890-2433
cibeles 116-a
tultitlan, DF
 
UNIFORMES TORRESMEX
(555) 890-2433
cibeles 116-a
tultitlan, DF
 
Confecciones Corsa S.A. De C.V.
(52) (55)
Mxico
Mexico, DF
 
Men_S Factory
(52) (55)
Esfuerzo 2-A Cp 53560
Mexico, DF
 
Impecable
(52) (55)
Lago Ptzcuaro 113-A Cp 11320
Mexico, DF
 

Alquiler de Trajes Formales

Es muy seguro que toda esa vestimenta no la volvamos a usar ya sea porque para el otro año hemos subido o bajado de peso, o porque la moda ha cambiado. Esta ropa se quedará en el closet o simplemente se la daremos a alguien sin haberla usado más de dos veces (cosa que en parte no está mal para la persona que la recibió.) Por eso, una buena opción para todo este tipo de eventos es mucho mejor alquilar un traje que, a diferencia de los trajes comprados, nos da muchas ventajas, entre ellas el ahorro de dinero. Útiles consejos si esta pensando alquilar trajes formales Una de las grandes ventajas que nos ofrece el mundo actual para alquilar este tipo de trajes es la de alquilarlos a través de Internet. Muchos vendedores en la red tienen páginas muy sofisticadas en donde nos ofrecen un amplio catálogo de trajes, tallas y colores para elegir a nuestro gusto. Además, este tipo de negocios cuenta en la mayoría de casos con la comodidad de llevar el traje a nuestra casa sin tener apenas que movernos de ella. Sin embargo, aquí ofrecemos una serie de recomendaciones para evitar contratiempos o disgustos. Por lo general, la regla de oro a la hora de realizar alquileres para bodas o fiestas elegantes, en cuanto a estilo se refiere, es que si la señora o señorita va a llevar un vestido largo, el caballero deberá usar un traje formal. También la hora del día afecta el estilo de traje que se tiene que utilizar (traje cocktail para la noche o formal para el día), a la vez que la magnitud del evento que se vaya a realizar. Los colores también se hacen importantes a la hora de elegir un traje: El color gris suele ser el típico para las celebraciones que tengan lugar antes de las seis de la tarde y el color negro es un color formal para todo tipo de ocasiones que se celebren tanto por la tarde como por la noche. Si por ejemplo somos el novio en una boda, deberemos alquilar nuestro traje de esmoquin según el color del traje de la novia y de las damas de honor. Si vamos a acudir a una fiesta especial de boda podemos vestirnos con prendas como la chaqueta, pantalones, un chaleco o unos tirantes. Otro factor en el cual se debe pensar a la hora de hacer un alquiler es ver qué tipo de función o papel va a tener la persona durante la celebración; hay que pensar que si se es el graduando, el cumpleañero o el novio/a se necesita un traje llamativo que esté por encima (tanto en clase, como en diseño) de los trajes de los demás invitados. Los padres de los novios deben estar vestidos apropiadamente para la ocasión; los invitados deben verse elegante pero no lo suficientemente despampanantes como para opacar a la persona principal de la fiesta. Toda esta información hay que tenerla clara, para así poder tener el traje indicado con suficiente tiempo de antelación, sobre todo si se alquila a través de Internet. Tipo de traje según la hora de la celebración Aquí les presentamos un útil listado de las formas de uso típicas de los trajes de acuerdo con las horas del día de la celebración. Celebraciones en el día: Las mujeres llevan sastres o trajes cortos o tres cuartos de colores suaves y telas vaporosas como el lino o la gasa que las hagan ver ligeras durante el día. En ocasiones muy elegantes, las mujeres llevan sombreros que concuerden con el traje. Los hombres llevan traje oscuro o claro dependiendo del clima (en general, camisa blanca o azul clara) y puede ser con o sin corbata. Celebraciones en la tarde o en la noche: Las mujeres llevan sastres, trajes cortos, tres cuartos o primordialmente traje cocktail con colores oscuros o apropiados para la noche. En ocasiones muy formales se recomienda llevar vestido largo de colores sobrios. Los hombres llevan traje oscuro con corbata o smoking (éste último es de carácter obligatorio cuando la celebración es muy formal.) Para cualquiera de estas celebraciones lo ideal es alquilar nuestro traje con alrededor de una o dos semanas de antelación, y así poder recibir el traje en casa, probarlo, y si hay algún tipo de inconveniente con él (muchas veces la persona no está a gusto con la forma o el color, o tiene que mandarle a hacerle ciertos arreglos para que se vea mejor) y así poder realizar los cambios a tiempo. Hay que tener cuidado y consultar en la página Web no sólo el gran rango de opciones que suelen ofrecer (normalmente incluyen en la descripción del traje las instrucciones de cómo y cuándo llevar cada prenda), sino también las condiciones y métodos de pago. También a la hora de elegir un traje, los precios pueden variar muchísimo dependiendo de la marca que vayamos a alquilar, ya que una prenda que sea de marca tendrá un precio más elevado a diferencia de otra prenda que no sea de un diseñador famoso. Para el caso de las mujeres, tal vez la idea de las marcas sea mucho más importante, pues cada día se abren nuevos negocios que se centran en el alquiler de trajes de gala o formales para mujeres que provienen de diseñadores altamente reconocidos y marcas (aunque con el crecimiento de la metro-sexualidad no sería raro que a una gran mayoría de hombres les interesara la marca de su traje de gala.) Un buen ejemplo de este fenómeno es el caso de los trajes que suelen llevar las llamadas “celebrities” a eventos tan importantes como por ejemplo La Entrega de los Premios Oscar en Hollywood. También muchos de estos vestidos vienen de los eventos de moda, sesiones de fotografía e incluso la filmación de algún show de televisión, donde los actores usaron los trajes solamente para una sesión de grabación. Actualmente, muchas empresas recurren a los diseñadores que prestan su vestuario a estas estrellas del mundo de la canción o del cine, para comprar los trajes que llevan puestos en dichas ocasiones. Una vez esta empresas adquieren estos vestidos, los colocan para su alquiler a un precio muchísimo más bajo del coste inicial de compra, cosa que para muchas mujeres con menos poder de adquisición resulta un lujo accesible. Sólo falta hacer algunas retoques para que ese vestido que usó alguna celebridad se vea perfecto en una mujer normal. A menudo, el tiempo de alquiler de estas prendas suele oscilar entre una semana o dos semanas, nunca por un tiempo mayor ya que, al ser ropa de gran valor, se puede correr el riesgo de deteriorar la prenda demasiado. Ventajas de utilizar trajes formales de alquiler Sin lugar a dudas, un gran servicio muy beneficioso de todas estas tiendas de arrendamiento de ropas es que el servicio de tintorería y compostura suelen estar ya incluidos en el precio final del alquiler. Esto quiere decir que, no tenemos que preocuparnos si nuestro traje o vestido se mancha, o si a la hora de probarlo nos queda una manga más larga, ya que los precios estipulados incluyen los arreglos necesarios, tintorería y lavandería. Muchas páginas de Internet o tiendas que prestan estas prendas también incluyen la posibilidad de comprar el vestido a un precio menor de su coste original. El truco está en que, obviamente, cuantas más veces se haya alquilado el traje, su precio irá disminuyendo a la hora de comprarlo. A la hora de vender algunos de estos trajes exclusivos, pero ya usados por varias personas, estas empresas usualmente son muy cuidadosas con lo que le venden a los clientes y los informan sobre posibles defectos o fallas incorregibles que pueden tener algunos de los trajes. Por eso es mejor revisar bien las prendas antes de recibirlas y así evitar cualquier molestia posterior. Inclusive estas empresas de alquiler (por lo general no en todos estos negocios existe esta opción, pero cada vez se va imponiendo más este servicio) tienen una revista a forma de catálogo que nos la enviarán cada mes a casa y en la que podremos ver las novedades que han recibido para alquilar un traje ya sea por capricho o para alguna ocasión especial. Si además, después de toda esta gran serie de factores a considerar a la hora de alquiler un traje, tenemos en cuenta el factor económico de la industria textil, tal vez tengamos la suerte de acudir a un evento o gala en alguna época en la que los comercios textiles comunes están haciendo descuentos por ser temporada de rebajas. Así también obtendremos trajes rebajados hasta un cincuenta por ciento de su precio original, puesto que tal industria, al ser un negocio de un gran crecimiento la competitividad en cuanto a precios es necesaria para no quedarse atrás. Recuerde cuando vaya a alquilar un traje tener en mente todos estos consejos y así podrá sacar el mejor provecho de ello.